Cómo Comenzar a Planificar tu Ceremonia de Boda

RECUERDA: ES SÓLO UN DÍA 

Lo más importante que debes recordar es que tu boda es sólo un día y, en esencia, simplemente estás planeando una fiesta. La mejor, más emocionante e importante fiesta de tu vida, pero una fiesta de todos modos. Si analizas las cosas y les sacas el drama, se sentirá mucho menos estresante.

Tu boda tampoco definirá el resto de tu vida. Será una hermosa celebración y un punto de partida para su matrimonio, pero, no afectará nada de su vida después. Sé cómo se siente, y una vez que el brillo de comprometerse comienza a desaparecer, es muy fácil caer en la trampa de hiperventilar por los arreglos de mesa y encontrar ese vestido perfecto (¡la presión!)

Así que relájate. Trata de no pensar en todo lo que tienes que hacer de inmediato, en lugar de ello,dividí tareas en partes manejables y abordalas una a la vez. La industria de las bodas es famosa por asustarte con los plazos, los presupuestos, etc. Pero a menudo están más preocupados por sus propios resultados que ayudar a las novias y novios a navegar las aguas turbias de la planificación del “día más grande de sus vidas» (cínico, pero cierto). 

(…)

¿QUERÉS SABER MÁS SOBRE PLANIFICACIÓN DE BODAS? ANOTÁTE A NUESTRO SEMINARIO DE CEREMONY PLANNER, ESTE 12 DE FEBRERO. INFO: INFOEIDEC@EIDEC.COM.AR

ORGANIZATE

Sin embargo, lo que sí deberás hacer es organizarte. (…) Soy una fanática de las listas y de dividir las cosas para que sean menos intimidantes. Mi único consejo aparte de esto sería: asegurarte de tener en cuenta tus prioridades y tratá de reservar las cosas importantes primero. Estas son las cosas que toman más tiempo, las fechas o cupos se agotan y establecen el tono para el resto de la boda. Suelen ser el salón o locación, tu fotógrafo y tu atuendo. Conseguí estas tres cosas primero y todo lo demás se organizará alrededor de ellos.

Sin embargo, antes de que puedas comenzar con cualquiera de estos puntos, deberás tomar algunas decisiones. Reservá algo de tiempo con tu pareja, sólo ustedes, para sentarse y tener «la charla». Deberán decidir qué tipo de día quieren, cuándo y dónde lo van a celebrar y cómo van a hacer que todo suceda.

(…)

¿CÓMO LO HARÁN?

Este es la parte aburrida, pero de vital importancia… el presupuesto.

Por más de que no quieran pensar en cuánto van a gastar en este día, es crucial tener algún tipo de idea de un presupuesto. Claro, puede que se excedan, pero necesitan tener uno. (…)

Hay reality shows enteros que giran en torno al dolor y el horror del presupuesto de una boda, pero el suyo debe convertirse en su mejor amigo. Los mantendrá en perspectiva y les hará prestar atención a lo que realmente quieren. Lo más importante, su presupuesto protege su futuro. Después de todo, están planeando un matrimonio aquí, no sólo una boda, y realmente no quieren comenzar su vida de matrimonio bajo una deuda agobiante.

FINALMENTE, NO OLVIDEN EL PORQUÉ …

Si están en un momento difícil, permitanse un descanso de la planificación. Pasen algún tiempo juntos como pareja. Re-descubran su pasión y cultiven el amor que les hace querer emprender este viaje en primer lugar. Al final del día, se comerá el pastel, las flores se marchitarán y el atuendo quedará relegado a un rincón del clóset. Cuando estén viejos el tipo de boda que tuvieron ya no importará, pero tu pareja estará a tu lado. Siempre.

 

¡Feliz Planning!

 

Fuente: KAT WILLIAMS  para Rocknrollbride.com – Disponible en https://www.rocknrollbride.com/2018/01/how-to-start-planning-your-wedding/

Traducción: equipo EIDEC.